jueves, 14 de enero de 2016

El niño con el pijama de rayas, John Boyne

Título: El niño con el pijama de rayas.
Autor: John Boyne.

Editorial: Salamandra.

Sinopsis: Estimado lector, estimada lectora: Aunque el uso habitual de un texto como éste es describir las características de la obra, por una vez nos tomaremos la libertad de hacer una excepción a la norma establecida. No sólo porque el libro que tienes en tus manos es muy difícil de definir, sino porque estamos convencidos de que explicar su contenido estropearía la experiencia de la lectura. Creemos que es importante empezar esta novela sin saber de qué trata. No obstante, si decides embarcarte en la aventura, debes saber que acompañarás a Bruno, un niño de nueve años, cuando se muda con su familia a una casa junto a una cerca. Cercas como ésa existen en muchos sitios del mundo, sólo deseamos que no te encuentres nunca con una. Por último, cabe aclarar que este libro no es sólo para adultos; también lo pueden leer, y sería recomendable que lo hicieran, niños a partir de los trece años de edad. El editor

Mi parecer:
No sé por dónde empezar, no quiero hacer spoilers del libro.

Mmm… A ver, está es una historia para reflexionar y llena de enseñanzas, nos muestra la inocencia de un niño y la capacidad de perdonar rápidamente es estos, sin embargo a medida que crecemos se nos va haciendo más difícil perdonar, nos llenamos de resentimientos y esta es justo la descripción del padre de Bruno, la ceguera nos va cubriendo y nos va volviendo menos humanos, poco a poco nos desconectamos del amor en sí de nuestra parte humana. Primero podemos analizar a Bruno un niño inocente ajeno a los horrores que van sucediendo, él ve más allá de la religión, más allá de los muros que nos vamos inventando con el fin de separar humanos, como si fuésemos diferentes el uno del otro, ¡que idiotez! Que idiotas somos tan odiosos y prepotentes, tan asquerosos, somos humanos, somos hijos de la madre tierra, somos uno dividido en la carne, eso somos y eso es lo que ve Bruno, no ve a un judío ve a un niño de su edad con el que puede jugar, del que puede volverse amigo, pero su nobleza lo conduce a un final trágicamente triste, pobres niños, nadie merece algo así, tan descorazonado.



Léanlo, es un buen libro, me ha dejado pensando durante horas, una pequeña semilla ha sido sembrada en mi jardín del conocimiento, espero que florezca un hermoso rosal.






No hay comentarios:

Publicar un comentario