domingo, 18 de septiembre de 2016

El exorcista - William P. Blatty

Título: The exorcist.
Autor: William P. Blatty
Editorial: Editorial la montaña mágica Ltda.
Género: Horror.
Páginas: 283
Sinopsis: Regan tiene 12 años y es una niña perfectamente normal hasta que su madre, la actriz Chris McNeil, empieza a observar en ella sutiles cambios y misteriosas perturbaciones.
Tras muchas consultas y titubeos, parece dispuesta a aceptar con tristeza que se trata de un caso de doble personalidad. Pero esto no soluciona las cosas: el fino instinto de Chris siente una presencia maligna; se diría que alguien habita el cuerpo de su hija...¿Cabe la posibilidad de que Regan sea una posesa, de que actúe en ella una fuerza demoníaca? 



Veredicto:



Yo no estaba buscando este libro, sin embargo lo encontré en una tienda donde venden cosas de segunda mano, miento, miento, lo encontró mi querido y me lo dio, fue sorprendente encontrar un libro de este  tipo, y por eso amo a mi querido, casi siempre me da buenos libros, agradezco haber entrado a esa tienda =).


Chris McNeil  es una famosa actriz que se encuentra temporalmente en Washington por un filme que está grabando con el director Burke Dennings, con ella viven su hija Regan, y sus empleados Willie y Karl. Las cosas en la casa se comienzan a poner extrañas desde la noche en que Chris comenzó a escuchar golpes que provenían del cuarto de su pequeña, Regan empezó a cambiar su comportamiento a tal punto de que fue llevada al médico, nadie podía decir que tenía Regan ¿Un desorden de personalidad múltiple? ¿Esquizofrenia? ¿Histeria? o en última estancia ¿Estaba Regan posesa?, la posesión fue tomada primeramente como una enfermedad psiquiátrica donde la persona logra este estado por medio de la autosugestión y el poder del subconsciente. En este punto me pareció muy interesante ese análisis psicológico que se le daba a los fenómenos telepáticos y telequineticos, el poder de la mente en realidad nadie lo conoce y eso es a lo que yo más le temo a la energía que de allí puede salir sin limite alguno, como le sucedió a Regan (Por lo menos para mí fue la mente, no tuvo que ver ninguno demonio allí, para mí esas cosas no existen), para ustedes mis apreciados lectores podrá ser diferente, podrán encontrar cosas diferentes en el libro, la cultura que tenemos influye mucho en como interpretamos un libro, así que lo dejo a su criterio.

La vida de Regan prende de u  hilo, Chris está desecha, desesperada y acude con un jesuita, el padre Damien Karras de 45 años, con la esperanza de que su hija se cure por sugestión inducida, el método que se ha recomendado es un exorcismo,  pero pasa que este hace mucho tiempo no se hace y para que sea aprobado uno hay unos parámetros que debe cumplir primero el comportamiento y los hechos alrededor de la persona posesa, a veces me aterraba como la pobre niñita clamaba ayuda a su madre y ella sin saber que hacer se hundía más y dormía menos, la caquexia afectaba el pobre cuerpo de su hija y el "demonio" que tenía dentro no la dejaba descansar por lo cual moriría pronto si el exorcismo no tenía éxito, al rededor de la dulce niña que ahora parecía más bien un monstruo huesudo y asqueroso, ocurren eventos trágicos, culpa de la misma fuerza que puede tener la mente humana, pero que no sale sino en la locura. Me pareció una historia supremamente triste, no imagino tener un hijo y que a este le suceda algo así, los llantos de Chris eran tan bien descritos que me dolía el alma por un persona ficticio, los escuche, puedo jurarlo, escuche a Chris llorando y a su hija gritando obscenidades, vi la historia mejor que una película, por cierto que película tan mala, guarda muy poco de la esencia del libro, no la recomiendo, fuera de que exageran con todo, y siguendo con mi narración de lo que para mí fue la novela, solo falta decir que es de esas que te llevas a la cama con ansias de saber que pasó, ¿Cómo terminará? ¿Morirá Regan? ¿Quién más va a sufrir a causa de esta demencia? Gracias al cielo hay personas de buena voluntad que quieren ayudar a los demás antes que a sí mismos, aunque hoy día son cada vez más escasas, en un mundo tan destrozado abunda el egoísmo. 


¿Creen en la posesión?

3 comentarios :

  1. Me llamó muchísimo la atención y necesito apuntarlo a mi wishlist!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Me llama la atención bastante, me lo anoto

    Vengo de Inkwand y espero nos leamos a menudo.

    Besos de tinta

    ResponderEliminar